Alternativas al plástico hechas en España

0

La preocupación por el plástico en el mar ha impulsado el interés de los consumidores y de las grandes empresas por alternativas al plástico. Al mismo tiempo, la Ley de bolsas de plástico ha puesto una fecha límite a la fabricación y uso ilimitado de bolsas de plástico, algo en lo que empresas como Sphere Group España llevan años investigando para ofrecer alternativas a base de fécula de patata y azúcar de caña. Además, también investigan cómo reciclar plástico para aumentar la cantidad de materiales reciclados en sus bolsas de plástico.

I+D sin plásticos

El desarrollo del plástico biodegradable y de otras alternativas al plástico implica una inversión en investigación y desarrollo. En 2009, Sphere Group España, con sede en Zaragoza, lanzó las bolsas de plástico biodegradables y compostables para la recogida selectiva de orgánicos. Para el desarrollo de estos productos “en estos 4 ó 5 últimos años, llevaremos invertidos alrededor de 8 ó 10 millones de euros, solamente en la planta de Utebo”, explica Alfonso Biel Borraz, CEO de la compañía durante la celebración de Organic Food Iberia, la primera feria para profesionales del sector ecológico que se celebra en la Península Ibérica. A nivel de grupo la inversión en I+D sin plásticos ronda los 20 millones de euros.

Alternativas al plástico

Para reducir las bolsas de plástico, especialmente en el sector comercial, la empresa aragonesa trabaja “con productos biodegradables y compostables desde 2007”. Desde entonces, esas alternativas al plástico “no han tenido, a nivel de consumo español, una potenciación, porque las normativas no venían en esta línea” pero “a través de la trasposición de la normativa europea sobre envases y embalajes, la línea de trabajo a la que se está obligando es la de usar cada vez más los productos ecológicos”.

Bolsas alternativas al plástico

En este sentido, Sphere Group se considera una empresa pionera en España en reciclar plástico y fabricar bolsas alternativas al plástico, con materiales como la caña de azúcar o la fécula de patata. En ese sentido, el Señor Biel Borraz está seguro de que “vendrán más materiales alternativos al plástico porque la investigación y el desarrollo no paran”.

El Real Decreto de bolsas de plástico establece que “la utilización de bolsas de plástico compostables es una de las posibles alternativas”, aunque argumenta que “no es la única”.  

Reciclar plástico

Además, investigan cómo reciclar plástico para aumentar la incorporación de los reciclados en la composición de los materiales finales. “Cada vez que aumentamos la parte renovable (de una bolsa de plástico) estamos reduciendo en ese mismo porcentaje la materia prima petrolífera y ésa es la idea: llegar al 2025, posiblemente, con un 75-80% de material renovable dentro de la composición del material”. Para entender el desarrollo de estas alternativas al plástico, hay que tener en mente que hace 3 años, aproximadamente, se podían elaborar bolsas con un 30% de material renovable por unidad de producto pero para el año 2020, con la entrada en vigor de la Ley de bolsas de plástico, el señor Biel Borraz calcula que se llegará al 50% y que la proporción aumentará en los siguientes años.

¿Un futuro sin plástico?

Aunque el precio de las bolsas alternativas al plástico es superior al de las bolsas de plástico convencionales, el CEO de Sphere Spain considera que el plástico biodegradable tiene “un valor añadido que compensa con creces este diferencial de precio”, sobre todo valorando los costes añadidos al producto a la hora de reciclar el plástico. También es optimista sobre la aplicación de la Ley de las bolsas de plástico ya que “a nivel de hostelería, hemos visto que hay cadenas que han incorporado nuestras bolsas en sus hoteles y en la parte de centros comerciales también hay una punta de lanza que va a crear un desarrollo de forma inminente mucho antes de lo que es el plazo que nos ha dado el Gobierno, que es el 1 de enero de 2021”.